Ir al contenido principal

Noticias

17/11/2016

El primer grupo del programa de Voluntariado de FAISEM presenta sus conclusiones

El primer grupo del curso de voluntariado en salud mental de FAISEM ha presentado un trabajo con sus conclusiones tras la experiencia.

El grupo formado principalmente por estudiantes de las diferentes disciplinas relacionadas con salud mental, integración social y otras, mostró su entusiasmo e interés por formar parte de una experiencia, novedosa en Andalucía, que les ha permitido un contacto y una aproximación como voluntarios y voluntarias a las personas con trastorno mental grave en la comunidad.

Este curso comenzó en Sevilla a lo largo del mes de noviembre de 2015 e incorporaba contenidos relacionados con la atención sociosanitaria en salud mental en Andalucía, las características generales de las personas con trastorno mental grave, el estigma social asociado a su padecimiento, y otras materias de interés en el apoyo social a este colectivo de personas.

En estas conclusiones, tituladas «Una mirada externa», el grupo de voluntarias exponen sus experiencias y sensaciones desde el inicio de la práctica hasta su finalidad. De este modo destacan:

«Nervios, emoción, ganas… eso es todo lo que sentimos al pasar a la Casa Hogar.

Esperábamos con ansia conocerles, aunque por otro lado teníamos el típico nerviosismo ante la incertidumbre de lo desconocido, ya que en el fondo sabíamos que el contacto con las personas usuarias nos proporcionaría una nueva perspectiva y vivencias enriquecedoras y positivas.

No sabíamos qué nos esperaba. Nada más entrar, el ambiente era cálido, diferente, organizado. Daba la sensación de que nos encontrábamos en un gran salón con una gran Familia en él.

El recibimiento de los monitores y monitoras de la casa fue realmente bueno»… «nos facilitaron información acerca de los distintos usuarios y usuarias, aspectos personales, evolución. Teníamos interés en conocerlos a cada uno de ellos y ellas de manera personal.»

«La casa hogar era sin duda un lugar diferente» … «Nada más entrar por la puerta aquel primer día nos recibió una mujer rubia que, simplemente por su mirada, nos hizo saber que vivía allí.

En ningún momento, de no ser porque estaba allí, hubiéramos considerado que tenía algún tipo de problema, cosa que me hizo replantearme mucho el estigma que tanto combate Faisem y que nos acompañó durante toda la experiencia. Realmente nos sentimos como una más y eso es algo que nos gustó mucho.»

«Algo que nos sorprendió comprobar respecto a sus enfermedades, es que realmente muchos de ellos son conscientes de padecerlas y no obstante, son capaces de afrontarlas con valentía y seguir hacia delante con una entereza abrumadora.»

«Si tenemos que ponernos a describir anécdotas que nos aportaron un punto de vista diferente, podríamos pasarnos días y días relatándolas. No obstante, cabe mencionar algo que tienen en común todos y cada una de las personas usuarias de Faisem, un gran agradecimiento ante cada simple detalle»… «Realmente, un agradecimiento sincero, una sonrisa de felicidad plena que hace ver que pese a todo lo que tienen encima, son personas felices gracias al espacio que proporciona la comunidad y el trato del personal altamente cualificado, con gran valor humano y gran dedicación.»

En este sentido el grupo refleja en su trabajo como:

«Pudimos comprobar que realizan actividades tanto en los Centros de Día como en las Casas Hogar y eso es algo que les hace más ameno su día a día.

«En las viviendas tuteladas nos gustó mucho más la independencia de los usuarios y usuarias y monitores/as. Cómo estos últimos llevan varios pisos y cómo forman parte de una gran familia, siendo cómplices de fechas destacadas como Navidad en la que les ofrecen regalos y un brazo hermano: pudimos comprobar no sólo les unía trabajo; también hay aprecio y amistad.

«Pese a todo lo bueno que hemos podido observar también nos entristece comprobar la soledad intrapersonal que sufren algunos de los residentes, refiriéndonos a lo que su enfermedad conlleva. Por eso vemos de mucha importancia la labor que realiza Faisem ya que teniendo una mano amiga y sin mucho esfuerzo, aquellas personas más aisladas, son capaces de abrirse a ti y contarte experiencias personales que son difíciles de asimilar, pero que son imprescindibles para entender y sanar sus problemas.»… «No solo es acompañamiento y supervisión, sino ofrecerles el camino para la autosuficiencia y, otra cosa vital que necesitan, autoconfianza.»
«Si algo nos ha quedado claro en todo el tiempo pasado en Faisem, es que los usuarios y usuarias son personas que tienen en su mayoría, historias muy difíciles detrás, vidas truncadas por una enfermedad que les ha hecho su existencia complicada»… «pero no por ello «marginados» «locos» o mil y un calificativos que suelen usar algunas personas para designarlos.»

De esta experiencia se han beneficiado personas usuarias de los programas de FAISEM, quienes tendrán la oportunidad de desarrollar, fundamentalmente, actividades externas de ocio, lúdicas, culturales, etc. El apoyo se ha prestado mediante una programación individualizada que permitió un acompañamiento de calidad tanto en su faceta técnica como en lo interpersonal, bajo la supervisión de los técnicos/as de FAISEM. A este respecto el grupo señala:

«Tenemos que reiterarnos en la importancia de los trabajadores que gracias a su labor han conseguido un ambiente familiar. Pudimos comprobar también la importancia de sus familias, las cuales suelen estar en casi todos los casos muy involucradas y eso es un pilar fundamental para ellos.»

«En general podemos decir que esta experiencia es completamente recomendable, que nos hemos llevado más de lo que esperábamos» … «Nunca habíamos visto desde dentro este mundo y que hemos crecido con los prejuicios que tiene la sociedad, podemos decir que realmente nos ha abierto los ojos, que estamos contentas y que nos entran ganas de luchar para que las desigualdades sean menores y que los prejuicios desaparezcan.»

 

Print Friendly, PDF & Email
Ir Arriba