Lucha contra el estigma social

Las personas con Trastornos Mentales Graves tienen que hacer frente a una doble fuente de dificultades, que en muchas ocasiones refuerzan entre si sus efectos negativos: la enfermedad que padecen y el estigma social que se les asocia en nuestras sociedades. Y paradójicamente en muchas ocasiones los efectos de este último son peores que los de la propia enfermedad al afectar paralelamente a las oportunidades de atención, apoyo e inclusión social (“discriminación”) y a su propia imagen y determinación para superarlas (“autoestigma”).

Sabemos hoy que el estigma es un fenómeno complejo, con muchas facetas y factores implicados y bastante resistentes a los intentos de modificarlo radicalmente. Lejos así de llamativas y costosas “grandes campañas” sabemos también que las posibilidades de ir controlando el fenómeno y sus nocivos efectos pasa más por intervenciones múltiples, coordinadas y sostenidas en el tiempo, basadas en combinar la movilización y protesta social, la educación de la población y de algunos de sus grupos y agentes específicos, y especialmente de la participación y el contacto directo con personas que padecen el problema y que pueden mostrar facetas de su vida que desmotan las simplificaciones del estigma.

Por eso desde FAISEM se considera que la lucha contra este negativo fenómeno social debe ser un componente central de los esfuerzos por apoyar la recuperación y la ciudadanía de las personas con Trastornos Mentales Graves. Y que, en ese sentido, las distintas actividades que desarrolla suponen de por sí contribuciones relevantes a esa lucha:

  • Al establecer una red de recursos de apoyo o soporte social para facilitar la vida en la comunidad de muchas personas con Trastornos Mentales Graves en áreas básicas como el alojamiento, el empleo y la vida cotidiana.
  • Al situar esos recursos de manera integrada en los entornos sociales que en cada caso corresponde, facilitando la interacción social de y con las personas atendidas.
  • Y facilitando el desarrollo y visibilidad de dichas personas en el ejercicio de roles sociales distintos del de enfermo o enferma, como son especialmente los vinculados al empleo o las actividades culturales y deportivas.

Pero además de esa contribución general, FAISEM viene desarrollando distintas actividades más concretas dirigidas a luchar contra el estigma social, por un lado en el sector de la investigación (con estudios y publicaciones que pueden verse en el apartado de publicaciones) y por otro mediante su integración en programas intersectoriales.

A ese respecto, es importante reseñar aquí la plataforma constituida en 2004, mediante la firma del Convenio Marco para la Sensibilización Social sobre las personas con trastornos mentales graves, entre las Consejerías de Salud, Educación e Igualdad y Bienestar social, la Empresa Pública de la Radio y Televisión Andaluza, FEAFES Andalucía y FAISEM, que ha venido sirviendo de cauce para la cooperación intersectorial en este importante campo, contribuyendo a hacer visible un área clave para la atención comunitaria de personas con trastornos mentales graves.

Como estructura operativa, derivada del Convenio y relacionada con el Plan Integral de Salud Mental, viene funcionando también el Grupo de Sensibilización en Salud Mental, en el que se integran profesionales de FAISEM, del Programa de Salud Mental del SAS, de FEAFES Andalucía, de la Federación En Primera Persona y de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

Más información puede verse en los documentos adjuntos.

Ir Arriba